Te quiero, pero quiero que te vayas….

Que ironía amar tanto a alguien pero desear que se vaya. El mismo que te hace feliz es la que te causa  lágrimas, desilusiones, y tristezas, quizá porque algo de él no te gusta o porque traiciono tu confianza, en ambos casos ese sentimiento nos hace sentir vulnerables y expuestas ante la inminente decisión deSigue leyendo “Te quiero, pero quiero que te vayas….”