No creas que no valió la pena + Cuando el amor se acaba

Si estas pasando por una ruptura amorosa y fuiste tú la que dijo adiós, es normal sentir pesar por la otra persona, pero este artículo es para ti: Antes de terminar mal y odiándose (como la mayoría de las veces pasa)  agradécele a tu ex por todas esas sonrisas, por todos esos sueños alcanzados, por haberte hecho llorar de felicidad, por haberte escuchado en tus sollozos, y por tomarte de la mano cuando estabas asustada, por cuidarte en la enfermedad, por haber sido tu cómplice, en este vaivén de sensaciones  que llamamos vida.photo-1432563491239-ba8bb919518e

Se valiente y sincera con aquel que algún día te hizo tan feliz, si es el caso, dile que no sabes cuándo lo dejaste de amar, aclara que no faltó cariño, pero que esta vez deberás escuchar a esa voz que con insistencia te dice que él no es la pareja que necesitas.

Sincérate, puede dar miedo dejar ir a esa persona que toda la gente piensa que es tu mejor opción, pero imagínate estar con alguien solo por el egoísmo de pensar en no encontrar algo mejor. El tiempo es el mejor regalo que le puedes dar a esa persona, al no permitirle perderlo contigo.

Cuando una historia de amor termina, solemos estar muy frustrados, siempre alguno de los dos no estuvo de acuerdo en la separación, pero a veces sucede así. Lo más sano para ambos es despedirse y quedarse con los mejores recuerdos, ¡ya dejen de culparse!, aquí ninguno tiene la culpa, al final SIEMPRE VALE LA PENA todo el tiempo compartido por que como pareja los dos fueron maestros y complementos que se enseñaron el uno al otro a vivir. Las lecciones que tu pareja dejo en tu vida ya son un tatuaje que llevaras en tu piel y es maravillo pensar que todos en esta tierra tenemos el poder de dejar algo positivamente y ser pieza clave en el desarrollo de otro ser humano.

sad1

Yo encontré un compañero con el que logré cumplir muchos sueños, podía ser yo misma, fluíamos como agua en una vereda continua, tal como siempre pedí, pero viendo hacia atrás entiendo el paso de su vida en la mía, y entiendo que el me dejó la lección de nunca aceptar menos de lo que creo merecer y que a veces lo que crees querer no es lo que necesitas.

Sin esta relación jamás hubiera recuperado la confianza en mí, y jamás habría podido estar lista para poder encontrar al que hoy es mi esposo 😀

Recuerda nunca creas que no valió la pena, al menos quédate con eso en tu mente, confía en que tu camino y el suyo chocaron para llevarte a un lugar mejor, y ese es en el que estás ahora, abrazo tu camino y confía en que todo pasa por aluna razón.

¿Han estado en alguna situación similar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s